Enuresis nocturna: Que es y qué hacer

Enuresis nocturna: Que es y qué hacer

Que es la enuresis

La enuresis ocurre cuando un niño de cinco años o más orina en su ropa o en la cama, al menos dos veces al mes en menores de siete años, o al menos una vez al mes en mayores de siete años.

Es importante revisar que el niño no padezca otras posibles causas para orinarse, como ataques epilépticos, problemas neurológicos, psiquiátricos o en la anatomía urinaria.

La enuresis casi siempre es únicamente nocturna, y cuando es también diurna pueden sospecharse otros problemas.

¿Qué es lo normal?

La enuresis constituye una de las Preguntas frecuentes al pediatra que se hacen los padres.

El tener dificultades para controlar la orina durante la noche es una etapa normal del desarrollo de un niño. Pocos niños lo logran antes de los tres años, y la mayoría lo consiguen entre los tres y los ocho años. Es importante recordar que cada niño tiene su propio ritmo de maduración y algunos pueden tardar más que otros en conseguirlo.

En muchos casos también puede ocurrir que el niño está muy ocupado durante el día, por ejemplo jugando o viendo televisión, y “calcula mal” el momento de ir al baño. En la noche también sucede que su sueño sea muy profundo y el niño no se despierte cuando debería ir al baño.

Se ha propuesto que el diagnóstico de enuresis se haga cuando haya escapes de orina desde dos noches por semana hasta dos noches por mes. En realidad, el diagnóstico debe ser individual y tomar en cuenta la repercusión del síntoma en el niño y su familia.

Estadísticas

  • Aproximadamente en uno de cada cinco niños de cinco años
  • Uno de cada 10 niños a los siete años
  • Disminuye a dos de cada 100 adolescentes de 15 años
  • 2 a 3 veces más común en varones que en niñas

Causas

  • Cansancio exagerado
  • El aprendizaje del mantenimiento y vaciamiento de la orina aun no se completa
  • Historia familiar de enuresis (especialmente de los padres)
  • Situaciones estresantes en el hogar
  • Vejiga pequeña por la edad
  • Producción excesiva de orina durante la noche
  • Cambios importantes en la vida familiar, como nacimiento de un hermano o muerte de un familiar
  • Ansiedad
  • Estreñimiento
  • Presencia de otras enfermedades leves, incluso no urinarias
  • Sueño pesado

¿Cuando sospechar un problema de salud?

Si bien la mayoría de las veces la enuresis es más que nada una molestia pasajera, en ocasiones puede representar la manifestación de otro problema y amerita la valoración del médico. Algunos datos que hacen sospechar esto son:

  • Cambios en la fuerza o tamaño del chorro de orina
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Ardor o dolor para orinar
  • Enuresis de día
  • Orinar después de realizar esfuerzos físicos
  • Cambios en la frecuencia de orina durante el día
  • Orina oscura, roja o turbia
  • Estreñimiento o incontinencia para evacuar
  • Cambios en la personalidad
  • Ronquido frecuente y fuerte durante el sueño
  • Pérdida de peso, cansancio excesivo
  • Hambre y/o sed excesivos
  • Historia de convulsiones o dolor de cabeza exagerado y frecuente

En presencia de estos datos podemos pedir el apoyo de un profesional. Si requiere una valoración médica puede sacar cita en Contacto y Citas. En el enlace también puede pedir una consulta en línea.

Si no le es posible acudir con nosotros, puede revisar nuestras recomendaciones para elegir un pediatra. Si no requiere valoración, puede hacer preguntas generales en nuestro Foro de Preguntas.

Tratamiento

Cuando el médico sospecha un padecimiento físico, como una infección urinaria, le dará a su niño el tratamiento correspondiente.

Los métodos conductuales se usan en general como manejo de primera línea. Incluyen entre otros los sistemas de recompensa como el calendario. Se sugiere la asesoría de un médico, especialmente en métodos complejos como el DBT (dry-bed-training).

Algunos recomiendan el uso de alarmas que detectan la humedad en la ropa interior. Pueden ser útiles en ciertos niños, siempre que no se consideren como un castigo o algo estigmatizante. Con el paso de las semanas, el cerebro del niño asocia el sonido de la alarma con la sensación de querer orinar y con el ir al baño.

En algunos niños se pueden utilizar medicamentos para controlar la enuresis, como la DDAVP (desmopresina). También pueden ocuparse sólo en situaciones especiales, como durante una salida de vacaciones o cuando van de visita a otra casa.

Otros medicamentos son la imipramina y la oxibutinina, que requieren también valoración por el especialista.

En general, el tratamiento funciona mejor cuando el niño lo desea y participa de manera activa en su seguimiento.

Consejos para la enuresis

  • Tratar con respeto al niño. Recuerda que él está igual o más preocupado que usted por lo que sucede
  • Los puntos centrales del tratamiento son el consuelo y la comprensión
  • Limitar el consumo de líquidos después de las seis de la tarde
  • Evitar bebidas con cafeína, golosinas saladas o dulces
  • Colocar un plástico o una cubierta plástica sobre el colchón para evitar la humedad
  • Animar al niño a orinar frecuentemente durante el día y antes de ir a acostarse
  • Puede despertar al niño dos horas después de dormir para que vaya al baño
  • Facilitar el camino al baño desde su cama
  • Apoyar y trabajar en equipo con el niño
  • Evitar las burlas y bromas de familiares y conocidos respecto al problema
  • Nunca castigarlo
  • El niño puede ayudar a cambiar las sábanas, pero siempre manejándolo como un “trabajo en equipo” y nunca como un castigo

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.