Mejor pediatra

Cuando llega el esperado bebé, una de las primeras preguntas de los padres es ¿como escoger el mejor pediatra para el bebé? ¿Quienes son los mejores pediatras?

En algunas ocasiones el pediatra se busca desde el embarazo. Quizás sea el pediatra que ha visto a los demás niños, quizás es el recomendado por la madre, amiga o vecina. En algunas ocasiones es recomendado por el ginecólogo o por el seguro médico.

Lo ideal es obtener una lista de médicos. Un buen recurso es el Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría, donde se incluyen los pediatras certificados en el país. En este enlace podemos ver porqué es importante escoger un pediatra certificado.

También puede pedirse información en el Colegio de pediatría del estado, con nuestro proveedor de Seguro médico, o incluso en Internet. Aquí debe tenerse cuidado con los directorios de paga, pues la calificación dependerá del dinero que el médico esté dispuesto a pagar.

Otra opción es preguntar a nuestros familiares o conocidos, siempre pidiendo nos expliquen que les gusta o no del médico, pues sus gustos o filosofía pueden ser diferentes a las nuestras.

Debemos pensar que es lo que nos interesa del médico: que sea capaz, que conozca mucho de bebés, que sea cariñoso, que nos consienta, que tenga disponibilidad de horario, que atienda cerca o a domicilio. Es difícil que un sólo médico reúna todas las características, así que es importante priorizar.

Como reglas generales, podemos sugerir las siguientes para seleccionar los mejores pediatras:

  1. Certificado y en constante actualización
  2. Consultorio adecuado, limpio, seguro
  3. Horarios adecuados a nuestra agenda
  4. Disponible
  5. Abierto a resolver dudas y preguntas en lenguaje entendible y claro (como estas preguntas)
  6. Preocupado por la salud de los niños
  7. Prevenir antes de remediar
  8. Fomento de la lactancia materna
  9. Afiliado a nuestro seguro médico y/o hospital de confianza en caso de urgencias o internamientos
  10. Acorde a nuestras preferencias personales (joven/experimentado, alegre/formal, intenso/mesurado, etc.)

El punto más importante es conocer al pediatra. Visitar su consultorio, pedir una cita de información. Una vez en la primera consulta, observar la atención, la relación con el bebé y con los padres. En caso que en cualquier momento haya algo que no nos agrade, comentarlo y observar la preocupación del médico por nuestro sentir.

El pediatra es parte integral de la salud de los niños, y es importante crear un equipo de trabajo para el bienestar de los hijos.

Deje un comentario